Implorando a Esculapio

Buenos días, o mejor digo buenas tardes, ya que hace mucho que no me andaba por las ramas. Primero gracias por acordaros de este primate, ya que si estás leyendo esto será porque guardabas este blog entre tus favoritos, sino, no se como habrás llegado a esta rama, de todas maneras bienvenid@.
 Más gracias doy a aquellos que ante la desaparición de entradas habéis llegado a escribir pensando que esta ausencia podría tener un origen desagradable, y no, simplemente he andado sin publicar nada por vagancia, ese vicio capital que provoca más pecados.

 Joven Culebra de esculapio, Zamenis longissimus, Eskulapioren sugea, Aesculapian snake
Igual que decíamos ayer una llamada de Juankar, hizo que el día terminara en Mallabia, y allí Nerea nos dio una sorpresa agradable. Había localizado una culebra, rápido el monstro de JK la identificó como una joven de esculapio, Sacamos las cámaras y esta joven se dejó hacer unas afotos. Hasta que  en un movimiento digno del mismo Houdini desapareció.
Como muchos sabéis la esculapio es la culebra que asciende por la vara en el símbolo de la medicina. Y su origen puede venir del día en el que el griego Asclepio, (o Esculapio para los romanos), estaba en casa de Glauco, que se hallaba mortalmente herido, aparece ante ellos una serpiente y Esculapio la mata con su bastón, en esto, otra serpiente entra al aposento llevando en su boca unas hierbas, con las que revivió a la que estaba muerta poniéndoselas en su boca. Esculapio imita a la culebra salvadora y sana a su paciente de la muerte. y acrecenta su fma de sanador.

 Aprovechando la coyuntura voy a ver si consigo que sea Esculapio, por medio de esta joven culebra arborícola, el que me cure de este pecado capital de la pereza, y haga que vuelva de vez en cuando a andarme por las ramas en este rincón.
 Aunque siempre me puede pasar como a esta voluntariosa ardilla. Espero que no.


14 comentarios:

  1. Ahahah... bem-vindo de volta a este mundo cibernético! Eu já me despedi do meu blog há 2 meses... não por preguiça, mas por não querer mais postar. Continuarei visitando os blogs amigos sempre que der...
    Tenho certo respeito às cobras (acho que é medo mesmo, ahah), embora as considere lindas, preciosas!
    Gostei do relato... e das representações da preguiça que te invade...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por acordarte Teca, tu te has despedido, pero quien sabe cuando volveremos a disfrutar de tus relatos, un fuerte abrazo♪ ♫ ♩ ♬

      Eliminar
  2. Fantástica imagen y muchas gracias por tu comentario..

    Bienvenido!!! :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana Gracias por esta bienvenida, a ver si coincido alguna vez para disfrutar de alguna exposición tuya in situ, un beso.

      Eliminar
  3. Ya me gustaría tener a esa criatura delante de mi cámara pero, bueno, ya llegará el día.
    Ahora, creo atemorizado, que el demonio de la pereza está entrando en mí. Estoy vago, vago pero, el acabose de vago...
    Enhorabuena por tu recuperación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que pronto tienes pronto frente al objetivo a otro bisho de estos.. y nosotros lo disfrutaremos contigo.
      Pero huye de ese demonio de la pereza, te puede atrapar, y es maligno, aunque placentero. La verdad es que en pequeñas dosis se puede aceptar. Pero reniega de el., que como te atrape de continuo, te puede hacer perder esas escapadas que tanto nos llenan.
      Gracias por pasar por aquí.;))

      Eliminar
  4. Welcome back Tomas, you were missed. Mike.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Mike, yes, I was lost, but I think I have found, thanks for reminding me, here is your home, best regards.

      Eliminar
  5. La esculapio es una de mis culebras favoritas y también de las más difíciles de ver, los adultos son lo más parecido a una culebra tropical, son una pasada. La foto es fantástica Tomás, me ha encantado. Con tu permiso he enlazado tu blog al mío, un abrazo desde Castro-Urdiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Germàn. Tambien sigo tu blog ;)
      La dificultad de ver la esculapio es grande en Treviño no la he visto y no se si habitará. Pero esa vez tuvimos la suerte de que Nerea la localizó, y aprovechamos la oportunidad. Nos seguimos viendo por la red, saludddd.

      Eliminar
  6. ¡Qué interesante! Acabo de aprender algo que no sabía.
    Gracias por compartir el conocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas todo lo que digo y contrasta, Que mucho lo saco se San Google. Gracias por pasar Teresa;)

      Eliminar
  7. Muy interesante lo que cuentas.

    Con respecto a lo de la pereza, lo mejor es no pensar: "Tengo que escribir entradas". Simplemente hazlo cuando te apetezca, o dicho más vulgarmente, cuando te dé la real gana. Así no habrá presión.

    Saludos.

    ResponderEliminar

ggg